Buen fútbol fue el que mostró el Equipo de la Región de Los Ríos ayer en el estadio el Chinquihue, en lo que fue su re-debut en la Primera B  luego de 26 años, aunque no se logró el triunfo, las sensaciones dejadas por el Torreón en cuanto a fútbol son bastantes positivas.

Un equipo que mereció más

Richard Leyton: Gran partido el del portero Valdiviano, en una primera parte con poca participación estuvo a punto de contener el penal de Laurito. Para el segundo tiempo mostrós todas sus credenciales, evitando tres goles claros de Calera, un buen arranque de torneo del arquero formado en Colo Colo.

Pablo Leal: Buen partido  el “Pudú” Leal, no tuvo muchas complicaciones en lo que a defensa se refiere, cumplió bien en esa faceta,  y en cuanto a lo ofensivo se proyectó con criterio e incluso tuvo la oportunidad de anotar un gol, pero el portero Lovera lo evitó.

Daniel Soldan: Correcto partido del jugador formado en Universidad Católica,  sólo cometió dos errores de los cuales uno propició el gol de penal de la visita, pero en general cumplió con los exigido y no paso zozobras en el fondo, aunque en el segundo tiempo se vieron algo distraídos lo que creo ocasiones de gol claras para la visita, pero fue algo en general de la defensa, dado que el equipo se encontraba volcado en ataque.

Christian Durán: Buen encuentro el del capitán Valdiviano, sólido en el juego aéreo y en la marca personal, solo tuvo una pifia en el primer tiempo, pero supo solucionarla de inmediato. En la segunda parte dado que el equipo se encontraba volcado en ataque, quedaron espacios y propició ocasiones de gol para la visita.

Víctor González: El mejor de la defensa, sólido en el juego aéreo y en la marca, fue un constante agente de descarga y ofensivo por el sector izquierdo, se juntó de buena manera con Bernardo Correa, siendo preocupación para la defensa Calerana.

Andrés Díaz: Un reloj en la media cancha del Torreón, prácticamente todas las pelotas pasaban por el él, junto de buena manera  al defensa con el medio campo y el ataque, e incluso se las arregló para conseguir un par de falta en ofensiva con tiros libres de peligro para Valdivia.

Matías Cancino: El juvenil Valdiviano fue de menos a más, partió de buena manera juntándose muy bien con Díaz y Pino, pero en el complemento se vio algo errático, lo que propició su salida en desmedro de Opazo.

Eric Pino: El mejor de la cancha, cada vez que tomaba la pelota el Torreón encontraba salida limpia para llegar al arco de Lovera. A él le cometieron la falta ´penal, que fue transformada en gol por él mismo. Gran encuentro a pesar de haber estado sin actividad por un par de meses luego de su salida de La Serena en 2015.

Bernardo Correa: Intermitente participación del formado en Cátolica, aunque tuvo un gran despliegue durante el encuentro, cosa a lo que ya nos tiene acostumbrados, pero en la puntada final estuvo algo errático, teniendo incluso un remate que se fue desviado.

Jonathan Guajardo: En la misma tónica que Correa, aunque participó más del juego y se juntó bien tanto con Eric Pino como con Pablo Leal.  En el segundo tiempo desapareció un poco, es por eso que fue reemplazado por Nahuel Donadell.

Christopher Ojeda:  Se le vio con ganas al ex jugador de La Pintana,  aunque algo errático a la hora de juntarse con el resto, pero de todas formas se las arregló para crear peligro en el arco Cementero, e incluso fabricar un par de faltas.

55’ Nahuel Donadell: Buen ingreso del ex jugador Hispano,  entró para tener la pelota y poder juntarse con Pino en la creación de juego, lo que cumplió a cabalidad, dándole otro aire al ataque del Torreón.

55’ Carlos Opazo: Ingresó para poder darle más libertades a Andrés Díaz, lo que funcionó bien, se posiciono delante de los centrales, dando salida clara y buen toque al momento de atacar, incluso habilitó a Pablo Leal dejándolo solo con el portero, que evito el gol del triunfo Valdiviano.

Ricardo Lunari (DT): A pesar del poco tiempo que ha tenido para trabajar en comparación a los demás clubes de la división, ya se nota de apoco la mano del técnico, un equipo de buen toque y que no arriesga el balón en pelotazos a menos que sea obligación, buen juego, aprovechando la subida de los lateral, fueron algunas de las cosas que se vieron ayer en Puerto Montt. En el segundo tiempo cambió el esquema de un 4-3-3, a un 4-3-1-2 con el ingreso de Donadell y Opazo, esto en busca de tener aún más la pelota y más variantes a la hora de atacar, lo que resultó de buena manera consiguiendo el empate y un par de ocasiones que pudieron darle el triunfo al Torreón.

(Fotografía: Comunicaciones Deportes Valdivia)

¡Comparte esta nota a tus amigos!
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPrint this page