Gonzalo Mall: El más regular. El portero Valdiviano respondió cuando fue solicitado, cada centro que salió a cortar o se quedaba con el balón o lo despejaba de buena manera, no tuvo mayor responsabilidad en los tantos de la visita.

Daniel Soldan: Impetuoso. El jugador formado en divisiones menores de la Católica estaba cumpliendo un buen partido,  a pesar de que por momentos se vio sobrepasado pero no es solo culpa suya, ya que Correa en una posición que no es la suya no lo ayudó mucho, pero pudo controlarse mejor  en la jugada de la expulsión.

Fabián Gómez: Temple. El capitán a cada partido que pasa se adueña más del puesto del libero,  hoy cada vez que marcó a Matías Jadue este no toco la pelota, se le escapo dos veces y esté marco, en el juego aéreo estuvo impecable ganando todas las pelotas a pesar de su estatura.

Erick Wiemberg: Garra. Un jugador que estábamos acostumbrados a verlo desbordar por su gran velocidad, hoy en un puesto de stopper encontró una faceta que no se le conocía, defiende con gran calidad y gracias a su velocidad no le cuesta llegar a los cruces.

Bernardo Correa: Desacomodado. Tras la lesión de Pablo Leal y la llegada de Jorge Guajardo tuvo que bajar a la posición de volante lateral, posición en la que se le nota incomodo, en la faceta ofensiva con su velocidad logró el desborde para el primer gol del Torreón y otras acciones de peligro, pero en la defensiva dejo solo a Soldan en algunas ocasiones y este lo sufrió.

Andrés Díaz: Un todo terreno. Quita, muerde, entrega al pie, se suma al ataque, maneja los tiempos, una de las grandes contrataciones del Torreón esta temporada, cuando anda bajo se le nota, hoy tuvo que laburar más de lo acostumbrado  tras la gran presión de la visita, pero aún así se las arregló para manejar los tiempos por pasajes.

Esteban Carreño: Un diamante en bruto. Estamos acostumbrados a ver grandes partido del juvenil Valdiviano, hoy por pasajes no apareció pero cuando lo hizo dejo su huella, como un gran pase para Kilian en el primer tiempo o el golazo marcado al final del partido, un jugador que con espacios te mata.

Kilian Delgado: Punzante. El histórico jugador  Valdiviano marca diferencia con su carrera larga, estaba cumpliendo un buen partido y haciendo daño por sector con sus “carrerones”, hasta que el técnico decidió cambiarlo por Jonathan Guajardo.

Eduardo Leal: Intermitente. Cuando aparece el equipo lo nota, hoy tuvo un partido opaco, pero no por deficiencia de él, sino que la buena marca de Santa Cruz lo obligaba a soltar el balón más rápido de los acostumbrado, mas cuando apareció lo hizo con clase, como el gran pase a Torres en el segundo gol.

Jorge Guajardo: Guerrero. En su re debut, el “Chupete” las peleó todas, por arriba y por abajo, fue así como en el primer tiempo tuvo una que rozó el vertical derecho. A medida que pasen los partidos se irá entiendo mejor con sus nuevos compañeros y demostrara los buen jugador que es.

José Torres: El goleador. Tuvo dos e hizo dos goles, así son los goleadores de raza,  aparte de eso peleo todas las pelotas arriba consiguiendo varias faltas y complicando en demasía a los defensores visitantes.

78’ Jonathan Guajardo: No gravitó. Entró por Kilian para tratar de desbordar con su velocidad y buena técnica, pero a penas ingreso Santa Cruz puso el cuarto gol, con lo que no pudo hacer mucho y no entró mucho en juego.

DT Gerardo Reinoso: Plantea todos los partidos de manera similar, con un equipo ofensivo en base a la posesión del balón, algunas veces resulta y otras no, hay que destacar que el equipo hizo tres goles, cosa que no ocurría desde la primera fecha, pero en contraste hicieron cuatro, quizás Guajardo debió entrar por Correa, dado que Kilian estaba haciendo un buen partido, pero él es el DT y toma las decisiones.

¡Comparte esta nota a tus amigos!
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPrint this page